(VIDEO) Proyectil que segó la vida de periodista indígena, habría salido de su propia comunidad

Por en octubre 10, 2017
Mayor coronel William René Salamanca Ramírez

Comandante de la Policía pidió a las autoridades indígenas colaboración para contribuir con la investigación.

Pie de Foto:  Mayor general William René Ramírez, comandante de la Región de Policía Número 4.

En cuanto a los confusos hechos en que perdió la vida el pasado 8 de octubre la comunicadora indígena Efigenia Vásquez Astudillo, en enfrentamientos con el Esmad, en Coconuco, Puracé, Cauca, Medicina Legal emitió un comunicado en el que dice que el deceso fue producto de una herida de “proyectil de arma de fuego de carga múltiple”.

Precisamente, en rueda de prensa este 10 de octubre, el mayor general William René Salamanca Ramírez, comandante de la Región de Policía Número 4, dijo que el proyectil de arma de fuego de carga múltiple, se refiere a perdigones, artefacto que no es utilizado por la Policía.
Sin embargo, los indígenas Kokunucos insisten en que el Esmad también utiliza ese tipo de armas.

En comunicado de prensa, la Policía Metropolitana de Popayán dice, que en material fílmico acopiado por personas y funcionarios de la zona de Coconuco, se pudo evidenciar la utilización de armas no convencionales (perdigones y postas) por parte de comunidades indígenas del resguardo de Kokonuco, en contra de miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios que realizaban el acompañamiento a un procedimiento de desalojo en las vías de acceso al centro turístico Aguatibia. (ver video)

Indica además, que la Policía instauró la denuncia penal correspondientes por la utilización de esos artefactos no convencionales y puso a disposición de la Fiscalía General de la Nación el material probatorio que se ha recolectado hasta el momento.

Armamento no convencional

En la citada rueda de prensa, efectuada este 10 de octubre, el mayor general William René Salamanca Ramírez, comandante de la Región de Policía Número 4, dijo que por los hechos ocurridos el 8 de octubre en jurisdicción de Coconuco, en los que perdió la vida la periodista Efigenia Vásquez Astudillo, la Policía acudió a la Fiscalía General de la Nación para contribuir con la investigación en aras de la transparencia y de aclarar lo sucedido.

“El informe emitido por el Instituto de Medicina Legal, dice que la comunicadora falleció como producto de heridas causadas por proyectil de arma de fuego de carga múltiple, es decir pedigones y artefactos, los cuales no utiliza la Policía. Hemos evidenciado y recogido unas imágenes que nos han llegado de la misma comunidad que habita en esa zona del Cauca, en las que se evidencia que algunos indígenas con el rostro cubierto están utilizando armamento no convencional y explosivos, poniendo en riesgo su propia vida e integridad personal. Esas imágenes serán puestas en conocimiento de la Fiscalía General de la Nación para coadyuvar con las investigaciones”, afirmó el mayor general Salamanca Ramírez.

Agregó, que la Policía Nacional demanda de las comunidades indígenas su colaboración para contribuir con esta investigación y llevar ante la justicia a los responsables que, en su opinión, y de acuerdo con las informaciones que la institución está recibiendo, son los mismos indígenas, aquellos que con el rostro cubierto y utilizando armas de fuego no convencionales, pudieron haber causado la muerte de la periodista indígena.

“Lo digo porque las imágenes así lo evidencian y me refiero a la manipulación de armamento y de explosivos. Es decir, si los indígenas, sus gobernadores, sus autoridades no demandan, no exigen que no haya artefactos y armamento en estas reacciones o protestas, aquí puede haber más muertos de sus comunidades y la Policía Nacional tiene que denunciarlo como lo estamos haciendo”, dijo el comandante de la Región de Policía Número 4.

La comunidad indígena Kokonuco, en cada acto de presión al Gobierno, bloquea la servidumbre y vía de acceso a las termales de Aguatibia.

La comunidad indígena Kokonuco, en cada acto de presión al Gobierno, bloquea la servidumbre y vía de acceso a las termales de Aguatibia.

Finalmente, enfatizó ante los medios de comunicación de Popayán, que la Policía está pendiente de la investigación, y que los pueblos indígenas, a los que esa Institución respeta y reconoce sus tradiciones y cultura, deben sumar esfuerzos para que haya convivencia, paz y tranquilidad.

“La expresión de las inquietudes que se tengan para mejorar condiciones de calidad de vida, expresión propia de seres humanos, no pueden llevarse a cabo a través de la violencia, menos del caos y el desorden, porque para eso está aquí la fuerza pública”, sostuvo.

Informe de Medicina Legal

El equipo interdisciplinario del Instituto de Medicina Legal que practicó la necropsia al cuerpo de la comunicadora indígena de la comunidad Kokonuco, dictaminó como causa de su deceso, herida por proyectil de arma de fuego de carga múltiple, que produce herida cardíaca, lesión suficiente para explicar la muerte.

Igualmente, los estudios realizados a las heridas descartan la presencia de residuos de disparo en las mismas, lo cual significa que hay una distancia mayor a 1.50 metros entre la boca del arma de fuego y el impacto con el cuerpo.

En la conclusión emitida por el grupo de médicos forenses, dice que la trayectoria anatómica de las heridas por proyectil de arma de fuego es anterior-posterior.

El informe de Medicina Legal pasó a manos de la Fiscalía General de la Nación, que adelanta la investigación correspondiente.

Concepto Balístico (ver video)

En el video se observa a dos personas manipulando un arma de fuego de fabricación no convencional, tipo pistola, de funcionamiento tiro a tiro. Estas armas generalmente se componen por un tubo, el cual cumple la función de cañón; sobre el tubo una envoltura de tela que sirve como empuñadura y un pequeño orificio, donde es alojada la mecha o fósforo para dar inicio a la combustión de la pólvora.

El arma manipulada por esas dos personas, cuenta con un sistema de ignición a través de una fuente de calor extrema (fósforo). La forma de cargar este tipo de armas no convencionales, es por la boca del cañón, utilizando pólvora negra, fique o papel, los cuales cumplen la función de pistón de potencia. Como proyectiles son utilizados postas o perdigones en plomo, los cuales también pueden ser fabricados artesanalmente.

Una sola descarga de estas armas artesanales puede disparar una gran cantidad de postas o perdigones de acuerdo con la cantidad en que hayan sido cargadas y, a mayor distancia, mayor es el radio de amplitud en el que se esparcen los perdigones.

La manipulación de este tipo de armas representa un grave peligro, tanto para las personas que las accionan, como donde son disparadas, por cuanto no se tiene control sobre la boca del cañón y de esa manera los proyectiles salen disparados sin llevar una dirección fija.

Video: 

Video: Declaraciones Mayor General William Salamanca 

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply