Capturado en flagrancia infractor por tala de árboles nativos en Genagra

Por en abril 11, 2018
Tala de árboles

La destrucción del bosque nativo en Genagra, al norte de Popayán, viene siendo denunciado desde hace varios años, sin que la autoridad hubiera actuado.

Pie de foto:Numerosos árboles nativos de Genagra, al norte de Popayán, han sido objeto de tala, como se observa en las fotografías aéreas de Google Maps, de 2010 a marzo de 2018.

La zona de Genagra, como otras de la ciudad, ha sido objeto de invasión y de venta ilegal de lotes y, para tal efecto, han tumbado gran cantidad de árboles, afectando gravemente el ecosistema y secando los humedales. De manera grave, esa situación se viene dando desde el 2010 y solo ahora, al parecer, se comienzan a tomar acciones contra ese crimen ambiental.

En comunicado de prensa emitido este 11 de abril, se da cuenta de que la Corporación Ambiental CRC y la Policía Nacional efectuaron una visita a la denominada vereda de Genagra, en donde encontraron en flagrancia actividades de tala de árboles de las especies Arrayan, Jigua, Picalengua, Uvo, Mayo, Cucharo, Gargantillo, Cafetillo, Galvis, Yarumo, Balso Blanco, Moco y Roble.

IMG_20180411_204721

Dicha inspección se produjo como consecuencia de reciente denuncia anónima, gracias a la cual se constató que se han talado 48 árboles con diámetros de tocón entre 0.12 metros y 0.95 metros y altura entre 7 metros y 20 metros.

Las especies relacionadas son de origen nativo y entre ellas  se encuentran dos árboles de Roble Quercus Humboldtii, especie que está vedada. Debido a lo anterior la CRC suspendió la actividad, a través de una medida preventiva.

La tala de árboles era realizada a fin de adecuar el terreno para establecer cultivos de pancoger, que no cuentan con permiso de la autoridad ambiental. El área del predio afectado, según las coordenadas tomadas por los técnicos de la Corporación, es de aproximadamente 4.687 metros cuadrados, donde aún hay árboles en pie que han sido marcados mediante la modalidad de anillamiento, con el propósito de acelerar el secamiento y muerte de los árboles, para luego talarlos.

IMG_20180411_205345

La Policía Nacional capturó al  infractor (cuyo nombre no se dio a conocer) por violar la ley 1076 en los artículos correspondientes a la Protección y Conservación de los Bosques Naturales, donde los propietarios de los predios están obligados  mantener en cobertura boscosa dentro del predio las áreas forestales protectoras. Igualmente, una franja no inferior a 30 metros de ancha, paralela a las líneas de  mareas a cada lado de los cauces de los ríos, quebradas y arroyos, sean permanentes o no, y alrededor de los lagos o depósitos de agua.

La norma advierte que para realizar aprovechamientos forestales domésticos de bosques naturales ubicados en terrenos de dominio público o privado, el interesado debe presentar solicitud formal a la Corporación. En el  último caso se debe acreditar la propiedad del terreno.

Se espera que las medidas de control y vigilancia sean permanentes, para evitar que personas inescrupulosas sigan acabando con el bosque nativo de Popayán.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply