Samuel Guzmán Ayerbe: Renovación en la política del Cauca

Por en febrero 9, 2018
Foto11SamuelGuzmán_opt(1)

Quiere servirle a su Departamento desde la Cámara de Representantes, con la iniciativa legislativa: “Cauca Productivo”.

Pie de foto: Samuel Guzmán Ayerbe, veterinario zootecnista, aspira a la Cámara de Representantes por el partido Centro Democrático, con el número 101.

Samuel Guzmán Ayerbe pertenece a una nueva generación de caucanos que busca hacer de la actividad política un real servicio para velar por los derechos y garantías de la población.

Quiere ser un verdadero vocero del Departamento del Cauca y de sus habitantes, a través de un trabajo legislativo serio con el que se impulse el desarrollo socieconómico de esta región del país.

Por vocación y formación profesional como veterinario zootecnista, siempre ha estado vinculado al sector agropecuario del Cauca, del que dice es un apasionado, de ahí que conozca sus necesidades, pero también sus potencialidades.

Este especialista en mercadeo estratégico cuenta con 16 años de experiencia en el sector agropecuario, al que le ha aportado desde las compañías Friesland Colombia S.A., Alpina S.A. en Popayán; Colanta, en Funza (Cundinamarca), en donde trabajó en mejoramiento genético. También estuvo vinculado a Fedegán y al Comité de Ganaderos del Cauca.

Como empresario independiente montó una lechería especializada, con establecimiento de praderas, equipos de ordeño y tanque de enfriamiento.

En el 2014 Samuel Guzmán Ayerbe, quien nació en Popayán, gerenció la campaña presidencial del Centro Democrático en el Departamento del Cauca y fue asesor de la senadora Paloma Valencia Laserna, con quien hoy hace fórmula para llegar al Congreso de la República.

Dice que actualmente trabaja para ser representante a la Cámara, con el propósito de plantear soluciones y formular proyectos reales que mejoren la calidad de vida de los caucanos.

Foto 2 Samuel con niñosSamuel Guzmán, aspirante a la Cámara, he estado recorriendo los barrios de Popayán, hablando con las familias.

La Campana: En desarrollo de su profesión, usted ha estado en contacto directo con el sector agropecuario. Dada esa experiencia, ¿hacia qué aspectos dirigiría su trabajo legislativo para que el Cauca vuelva a ser despensa agrícola?

S.G.A. Los caucanos tenemos la oportunidad de abastecer los mercados del suroccidente colombiano, como lo hacíamos años atrás, pero también de exportar. No obstante, primero tenemos que generar en el Departamento las garantías para que los productores y el sector empresarial puedan invertir, sin la amenaza de invasión de la propiedad privada rural, como ha venido sucediendo en el Cauca, sin que el Estado proteja ese derecho, como está consagrado en la Constitución Política de Colombia. Se requiere seguridad jurídica, aspecto por el que velaré de llegar a ser elegido representante a la Cámara por el Cauca, a nombre del Centro Democrático, porque en un Estado de Derecho la propiedad privada debe ser respetada. Estamos viendo que en el Cauca, no solo el sector  agropecuario es el afectado por las invasiones, también se está afectando el sector turístico, como es el caso de Termales Aguatibia, cuyo ingreso a esas instalaciones ha sido bloqueado en varias ocasiones, causándole a esa empresa un daño económico enorme.

L.C. El sector primario de la economía es muy incipiente en el Cauca. ¿Qué se puede hacer para que se desarrollen procesos de transformación para obtener bienes o mercancías?

S.G.A. Mi propuesta legislativa se denomina “Cauca Productivo”, y parte de lo que ya dijimos, que es la seguridad jurídica de los bienes y de los derechos de los caucanos para poder trabajar y generar progreso. El desarrollo de la agroindustria requiere innovación en semillas, tecnología, investigación, transformación, empaque, comercialización y crédito. Además de infraestructura vial, en especial vías terciarias. Con ese fin se debe legislar para crear y actualizar herramientas que faciliten el crecimiento del sector primario, con el objeto de crear cadenas productivas para beneficio del campesino, del indígena, del afro, es decir, del pequeño productor.

En el Cauca debemos empezar por el sentido de pertenencia y porque todos nos respetemos. Si partimos de ahí, pequeños y medianos productores se podrán integrar a la agroindustria, para que esta adquiera los insumos y garantice un mercado justo.

Foto 3 GaleríaSamuel Guzmán, concibe la actividad política como un real servicio para velar por los derechos y garantías de la población.

L.C. A través del bloqueo de la Panamericana, gobiernos de turno han entregado miles de hectáreas de tierra a comunidades indígenas. No se sabe cuántas, ni cuánto ha invertido el Estado (o sea todos los contribuyentes colombianos) en la compra de esas tierra, en qué situación se encuentran, qué producen. ¿Al ser dineros públicos, a través de una iniciativa parlamentaria se puede ordenar un estudio al respecto?

S.G.A. Claro, habría que diseñar unos proyectos para que la adjudicación de predios se lleve a cabo después de un seguimiento a la productividad y analizar el beneficio que reciben las comunidades indígenas.

Otro proyecto de Ley debe establecer sanciones y multas para quienes bloquen la carretera Panamericana, arteria vital, no solo para la economía de la región, sino para la vida y la salud de mucha gente. Además, deben ser responsables de los daños que causan a la comunidad caucana y colombiana, a la infraestructura vial: señales de tránsito, pavimentos, cunetas, puentes, árboles, zonas verdes, etc.

L.C. Los políticos tradicionales han visto a sus seguidores como súbditos. ¿Qué cercanía tiene usted con la gente?

S.G.A. Mis puertas siempre están y estarán abiertas para todos los caucanos. Por mi trabajo y mi formación, he sido muy cercano a la gente, en especial a los habitantes del sector rural. Si llego a ser representante a la Cámara, estaré ahí para trabajar con los ciudadanos, sin distingo de partido, de credo ni de raza, porque todos somos caucanos. Ningún interés personal ni de partido puede atravesarse al desarrollo económico y social de la región. La renovación política consiste, no en favorecer a un grupo de amigos o a un partido, sino a una región. Los políticos tradicionales ya cumplieron su tiempo, tuvieron una oportunidad, hicieron un trabajo bueno, regular o no tan bueno. La vida de un político pasa y lo que queda es el impacto en la ciudadanía y en la región. Si el político asumió un compromiso, su trabajo legislativo se verá en el desarrollo de su territorio.

He estado recorriendo los barrios de Popayán, golpeando a las puertas de las casas, hablando con las familias. Ha sido muy gratificante escuchar a cada persona. ¿Usted es el que está en el volante?, me preguntan. Entonces siento que en Popayán hay ciudadanos muy receptivos. Encuentro a las amas de casa trabajando y pendientes de sus tareas diarias, eso me motiva mucho más y me llena de emoción, porque si hay esa cercanía con la comunidad, entonces se puede construir de manera conjunta a través de la actividad política, haciendo gestión en favor del bien común.

Foto 4 agroindustriaEl desarrollo de la agroindustria requiere innovación, tecnología, investigación, transformación, empaque, comercialización y crédito, dice Samuel Guzmán.

L.C. ¿Cuál será su compromiso?

S.G.A. Soy un convencido de que la política tiene que ser de manos limpias y transparentes. Que el político pueda caminar con la frente en alto y saludar a todos los ciudadanos, porque no se ha robado un peso, porque ha trabajado por la comunidad. En la medida en que eso sea así, el Departamento del Cauca y Colombia van a cambiar. Ese es mi mayor compromiso y norma de conducta.

L.C. En las redes sociales la gente se expresa muy mal de los políticos, a los que califican, sin excepción, de corruptos. Usted, que está incursionando en la actividad política, ¿qué piensa al respecto?  

S.G.A. Hay diferentes formas de pensar, esa es la democracia. A quienes estamos incursionando en la actividad política nos corresponde cambiar esa imagen negativa de los políticos tradicionales. No todos los políticos son corruptos, no por pertenecer a este o aquel partido lo sea, no hay que prejuzgar. Y ante esas posturas el debate es bienvenido dentro del respeto, para que nos conozcan de manera directa. Se construye en la diferencia. En mi caso, no he estado en la actividad política partidista, vengo del sector privado, el que me ha permitido trabajar con la comunidad, sin maquinarias ni corrupción, sino con esfuerzo y dedicación.

Precisamente, mi propósito es motivar a los ciudadanos que han estado en el abstencionismo, para que vean en las personas jóvenes (y en eso quiero agradecerle al Centro Democrático que me abrió las puertas), un relevo generacional, y no como en los partidos tradicionales, que al que quería o quiere o tiene una propuesta, lo han ido atajando, lo cual ha permitido que los políticos se hayan y se estén perpetuando. Creo que se me ha dado una gran oportunidad para servir. Por eso mi lema es: “Samuel Guzmán: Renovación Política para un Cauca Productivo”.

Foto 5El desarrollo de la agroindustria requiere innovación, tecnología, investigación, transformación, empaque, comercialización y crédito, dice Samuel Guzmán.

L.C. Usted conoció el Congreso por dentro durante el tiempo que estuvo vinculado a la UTL de la senadora Paloma Valencia. ¿Cómo le pareció?

S.G.A. Que los congresistas tienen una gran responsabilidad, porque los eligió la ciudadanía que confió en ellos. Es como en cualquier trabajo, hay que ser estrictos y laborar con honestidad. No se puede estar ausente de las sesiones plenarias y ni de las comisiones, tampoco hacerse elegir con unas propuestas, y estando en el Congreso cambiar las iniciativas por  conveniencia con el gobierno, lo que han dado en llamar la ‘mermelada’. Creo que la política engrandece, coge peso y valor en la medida en que uno tenga una línea política definida y presente iniciativas para sacar adelante leyes que sirvan para resolver problemas que aquejan a las comunidades y que propendan por el bienestar colectivo.

L.C. Muchos jóvenes se van del Cauca por falta de trabajo, especialmente los profesionales. Su propuesta es por un Cauca productivo. ¿Cómo se puede materializar esa iniciativa?

S.G.A. Es lamentable que los caucanos tengamos que irnos a otros lugares a buscar trabajo porque en el Cauca no hay. Pienso que nuestro Departamento tiene iguales derechos y oportunidades de desarrollo que Cundinamarca y otras regiones del país,  pues ninguno puede estar en inferioridad de condiciones. Claro que unos se han desarrollado más que otros, pero el compromiso como caucanos es poner a nuestro Departamento en un nivel y desarrollo al cual tiene derecho. No podemos seguir pensando que el Cauca se quedó atrás y, sin embargo, no hagamos nada. A todos nos compete y debemos arriesgarnos. A veces las limitaciones son mentales.

L.C. Esta lista del Centro Democrático es abierta. Ahora sí, sálvese quien pueda, ya no están bajo el ala del ex presidente Uribe…  

S.G.A. Sí, la lista a la Cámara de Representantes es abierta; en el Cauca, el Centro Democrático tiene cuatro candidatos en este orden: Con el número 101, Samuel Eduardo Guzmán Ayerbe; 102, Alejandro Constaín; 103, Norbey Ortiz y con el número 104, Mauricio Muñoz. Cuando la lista es abierta hay que trabajar más duro para lograr el favor popular. Espero que a todos los integrantes de esta lista nos vaya bien, porque debemos cumplir con el umbral.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply