La mejor semana de Popayán

Por en abril 12, 2017
Foto 1 Granadilla de quijos

Para nadie es un secreto que la Semana Santa es la mejor época de Popayán.

Pie de Foto: La granadilla de quijos, cultivada en municipios del Cauca, como Timbío, anuncia la Semana Santa de Popayán.

La gente se prepara para este acontecimiento anual, porque, además de celebrar una tradición religiosa de siglos, admirar las reliquias y tesoros artísticos, averiguar más de la historia de esta urbe, asistir a conciertos del Festival de Música Religiosa, disfrutar de la arquitectura y del entorno con ojos tranquilos, sin prisa como antaño, pero también con la crítica a flor de piel, igualmente es el tiempo del reencuentro con la familia y amigos, de la evocación y de la provocación, especialmente de su comida típica. ¿Quién no se antoja de las empanaditas y de los tamales de pipián? ¿Del champús y de los helados de paila? ¿De los adictivos aplanchados?

Enlucir las fachadas de inmuebles es una tradición que nació con las procesiones de Popayán.

Enlucir las fachadas de inmuebles es una tradición que nació con las procesiones de Popayán.

Exposiciones como la artesanal Manos de Oro, Expocauca, de pintura, de Orquídeas, la visita a museos, entre otras actividades religiosas y culturales gozan de gran acogida.

En una semana Popayán trabaja y se esmera más que en cualquier otra época del año. Los hoteles, restaurantes, el transporte aéreo y terrestre, el comercio y los pequeños negocios caseros, en Semana Santa tienen su mejor temporada.

Preparando el concierto.

Preparando el concierto.

Meses antes se comienza a planear el montaje de negocios para iniciarlos en Semana Santa, como fecha de arranque. De ahí que surjan varias iniciativas, muchas de ellas diseñadas solo para esos siete días, con énfasis en Jueves y Viernes Santos.

Cuando aparecen andamios y los pintores de brocha gorda inician el ritual de enlucimiento de fachadas, tan antiguo como las procesiones mismas, y en diferentes puntos cardinales de Popayán se instalan carretas con las famosas y aromáticas granadillas de quijos, que son una ofrenda de la naturaleza por su única cosecha del año, es porque se aproximan los días santos.

Arribo del piano al teatro Municipal Guillermo Valencia.

Arribo del piano al teatro Municipal Guillermo Valencia.

Desde el Viernes de Dolores, con la respectiva procesión, el frenesí se apodera de la ciudad: los personajes que participan en los desfiles sacros preparan su indumentaria; los músicos llegan presurosos a sus ensayos en el teatro Municipal Guillermo Valencia, con ese mismo destino hace su aparición por las calles de Popayán, el piano para ser interpretado en el Festival de Música Religiosa.

Muchas escenas como esas se observan por estos días en el sector histórico, que dan cuentan de la importancia, no solo religiosa, sino cultural, social y económica que tiene para Popayán su Semana Mayor.

Foto 5

Listo el piano para entrar en escena.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply