El Parroquialismo Político

Por en abril 13, 2018
Jairo Hernán Ortiz (5)

Columna de opinión Por:  Jairo Hernán Ortíz Ocampo (*)

Los debates con los candidatos a la presidencia demostraron una característica muy peculiar en la forma de pensar y de hacer la política en Colombia, el parroquialismo. Entiéndase este como una limitación de un punto de vista y/o como un alcance muy limitado de un problema, que solo considera pequeñas secciones del mismo. En expresiones más coloquiales “no se mira más allá de las narices” o que el espectro de nuestro pensamiento “no va más allá del ombligo”.

Los debates políticos ignoraron por completo el componente global (internacional) de la política y de la economía. Solo tres ejemplos:  la gran influencia (impacto) en nuestro país de las medidas económicas tomadas por instituciones como el Banco Mundo (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), los efectos comerciales de los Tratados de Libre Comercio (TLC) y  las implicaciones sociales de la Política Antidrogas, entre otros.

Máximo cuando las Instituciones internacionales llevan el mando e indican la directriz de las economías y de las políticas en los  países en desarrollo (pobres) como el nuestro, que esperan que los gobernantes sigan esas directrices sin rechistar y que se conviertan en simples “implementadores” de sus políticas.

Un modelo económico globalizado que forzó a los países de América, Colombia no es la excepción, a eliminar las barreras comerciales mientras motivaba a los países más fuertes a mantenerlas. Ahora; los términos del intercambio, los precios que los países desarrollados y menos desarrollados consiguen por las cosas que producen, revelan que el efecto neto fue reducir los precios que algunos de los países más pobres cobran con relación a lo que pagan por sus importaciones. El resultado fue que varios países (los más pobres) empeoraron aún más su situación.

Pasa lo mismo con la política antidrogas. Colombia, a lo largo de más de tres décadas ha tenido una actitud de sumisión frente a la directriz impulsada por EEUU. Frente al problema de la drogas, en cuanto a la producción y comercialización, estamos peor que hace más de treinta años.

En consecuencia, los análisis y soluciones de los problemas más relevantes del país, han desbordado las fronteras. Debemos, como mencioné al principio, tener una mirada más crítica en cuanto a la forma en que se piensa y se hace la política “que vaya más allá de las narices”.

(*) Docente Universidad del Cauca

jhernanortiz@unicauca.eud.co

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply