El cambio de gobierno y la burocracia

Por en diciembre 4, 2015
Alcaldía Popayán

Por El Sacristán

Con cada cambio de gobierno surge entre los funcionarios y, en especial, entre quienes prestan sus servicios a través de contratación, una gran incertidumbre por su inmediato futuro laboral. Eso está ocurriendo en la Gobernación del Cauca y en la Alcaldía de Popayán.

En esta última, la gente quedó más preocupada a raíz de las declaraciones dadas por el alcalde electo, César Cristian Gómez, al Nuevo Liberal, al referirse a la primera reunión que tuvo con el alcalde Fuentes, al que le habría dicho que quería una alcaldía limpia. Al preguntarle el periodista qué había querido decir con eso, Gómez Castro respondió: “Lo que le quisimos decir al alcalde es que todos los funcionarios presenten su renuncia al 31 de diciembre para que nosotros podamos tener el espacio de llevar a nuestros amigos que harán parte del equipo de gobierno que se identificará con los objetivos del cambio para Popayán. Eso también para las entidades descentralizadas (Emtel y Acueducto de Popayán), ya que creemos que los actuales gerentes ya cumplieron su ciclo. Pero también pedimos que internamente no se propicien contrataciones de personal que vayan mayores al 31 de diciembre porque nos han venido comentando que quieren realizar contrataciones mayores a tres años, cosa que no está bien vista en la parte administrativa”.

En primer lugar, quedó la percepción de que al alcalde electo, además de faltarle un poco de tino con esa respuesta, está ávido de los cargos y contratos de la burocracia, tal vez para cumplir con los partidos y movimientos que lo avalaron, aunque él haya dicho que será ‘independiente’.

También sorprende que quien gobernará el ente Municipal, diga que todos los funcionarios presenten su renuncia a 31 de diciembre para poder llevar a sus amigos. No puede echar en el mismo saco a todos los funcionarios, porque de los 144 empleados de planta de la Alcaldía, varios son de carrera, o sea inamovibles, a no ser que los sacara, pero con gran costo para el Municipio.  De lo que sí puede disponer para llevar a sus amigos, es de la contratación. En la actualidad están vinculados por OPS o sea orden de prestación de servicios, 350 personas, profesionales de diferentes áreas, a quienes contratan por seis meses, lo máximo son 11 meses, porque las OPS no pueden pasar de la vigencia fiscal. Anunciar una barrida no le hace bien al entrante alcalde, así haya logrado más de 60.000 votos, de los cuales en elevado porcentaje fueron marcados en contra de su competidora y del senador Luis Fernando Velasco, porque mucha gente no estuvo de acuerdo con que impusiera la candidatura de su hermana. Así es que el futuro burgomaestre debe tener en cuenta esa realidad.

César Cristián Gómez, alacalde electo de Popayán

César Cristián Gómez, alacalde electo de Popayán

En cuanto a que deben renunciar también los gerentes de las empresas Emtel y Acueducto, tampoco están obligados. Sin embargo, para tranquilidad del alcalde electo, la gerente de Emtel, Ana María Londoño, que tiene contrato a término indefinido, presentará su renuncia ante la junta directiva de esa empresa que la designó, para dejar en libertad al nuevo burgomaestre, no porque se lo exija, pues si así fuera, la empresa la tendría que indemnizar.

En cuanto al gerente del Acueducto, tiene período hasta el mes de agosto de 2016 por lo tanto no está obligado a renunciar. Y en el caso de que necesite ese cargo, tendría que ser la junta directiva del Acueducto la que lo removiera y, por su puesto, indemnizara. En el caso que ya el alcalde en ejercicio se lo pidiera, se llamaría desviación de poder. Si lo hace, debe ser en el seno de la Junta Directiva.

 Contratistas con funciones clave

En la administración Municipal hay personas vinculadas desde hace varios años por contrato, cada año se los renuevan y en muchos casos desempeñan funciones clave para la administración, puesto que no hay suficiente personal de planta que pueda desempeñar esos cargos, porque la nómina se congeló con la reestructuración administrativa efectuada a comienzos del siglo XXI. No es fácil iniciar un gobierno con personal nuevo, incluido el gabinete, sin conocer el tejemaneje administrativo, por lo que se puede presentar traumatismo. Hay que asumir con calma, sin el afán de la burocracia, con un empalme bien hecho, que esté a cargo de personas idóneas, no por quienes estén más interesados en buscar su acomodación, porque de entrada le estarían haciendo un flaco favor a su amigo, el alcalde entrante.

 “El cambio para Popayán”

Hay expectativa por lo que será ‘El cambio para Popayán’, anunciado durante la campaña por el hoy alcalde electo. Para lograr ese objetivo, las personas que integren su equipo deberán tener un alto perfil, ejecutorias probadas, con capacidad de innovación y creatividad, que fue lo que le faltó al gabinete del alcalde Fuentes.

Dados los innumerables problemas que tiene Popayán, la nueva administración tendrá que desarrollar una gestión integral para atender los diferentes frentes. Los recursos se consiguen con proyectos viables y esa capacidad no la tiene el Municipio. No se puede decir: Me voy para Bogotá a conseguir recursos, esos no están detrás de las puertas de los ministerios, ni de las entidades descentralizadas y mucho menos de los organismos internacionales. Para desarrollar la ciudad y suplir las necesidades más apremiantes, es insuficiente el presupuesto, que para el año fiscal 2016 será de $294 mil millones, incluidas las transferencias, por lo que hay que hacer gran gestión para conseguir más recursos.

 Una buena decisión

Debemos destacar como muy buen acierto del alcalde electo, César Cristián Gómez, designar, a partir del primero de enero de 2016, a Ana María Castrillón Simmonds, como jefe de Protocolo, pues la administración Municipal estaba requiriendo hace años de una persona idónea que asumiera esta importante labor en beneficio de la propia ciudad y de su imagen.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply